5 de los sitios más tenebrosos del mundo para viajar en octubre

5 de los sitios más tenebrosos del mundo para viajar en octubre

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

En el mes de octubre, gris y sombrío en el hemisferio norte, primaveral en el sur, muchas personas siguen viajando por el mundo. En cualquier caso, Halloween se acerca, y a los amantes de las  historias de terror les encanta pasear por los sitios más escalofriantes  del planeta. No queremos asustarte con cuentos siniestros. Solamente hemos seleccionado varias opciones para disfrutar del ambiente de misterio, y que en este mes de espanto, si estas de vacaciones, puedas hacer un recorrido por lugares reales, en los que sentirás el aliento del terror y del peligro.

1El viejo cementerio judío de Praga (República Checa)

crédito: Old Jewish Cemetery in Josefov, Prague,por Jorge Royan [CC BY-SA 3.0 ], via Wikimedia Commons

Se estima que hay más de 100.000 muertos enterrados en varios niveles, donde hoy en día podemos ver unas 12.000 lápidas. Todo ello en un recinto bastante reducido, porque durante 300 años, desde su fundación en 1439, era el único lugar permitido para enterrar en Praga a los judíos. En algunos lugares del cementerio hay más de 10 niveles de cuerpos apilados. ¿Puedes creerlo?
Con el tiempo, el asentamiento de los niveles inferiores y la aglomeración de lápidas, muy cercanas entre sí, ha creado una extraña y sobrecogedora visión que ha inspirado a escritores y artistas de todo el mundo.
Si has viajado a la República Checa para visitar este cementerio, puedes aprovechar el viaje para visitar el siguiente sitio que hemos seleccionado, la Iglesia de San Jorge.

2Iglesia de San Jorge (República Checa)

Este espeluznante lugar se encuentra en Lukova, pueblo Checo situado al este de Praga. En 1968 parte del techo de esta iglesia se derrumbó durante un funeral, lo que provocó el abandono del templo, que cobró fama de estar maldito. El edificio parecía destinado al olvido, hasta que el pintor Jakub Hadrava llenó la iglesia de escalofriantes esculturas fantasmales.

Definitivamente, este terror añadido ha vuelto a atraer a los visitantes.

3Capilla de los huesos (Portugal)

Esta capilla, uno de los monumentos más conocidos de la ciudad portuguesa de Évora, fue construida en el siglo XVI por un monje franciscano. No es muy grande, con aproximadamente 18 metros de longitud y 11 metro de anchura, pero se calcula que se necesitaron unos 5.000 esqueletos. En el techo de la capilla está escrita una frase: “Melior est die mortis die nativitatis“ (Mejor el día de la muerte, que el día del nacimiento), y sobre la entrada podemos leer: “Nós ossos que aqui estamos pelos vossos esperamos” (Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos). Al parecer, la macabra creatividad el monje tenía como fin expresar a los fieles el carácter efímero de la vida.

Pero no creas que este fue la única persona que sucumbió a esta locura. Por ejemplo, en París (Francia), también hubo a quien le pareció cool edificar con huesos pero esta vez debajo de la tierra.

4Catacumbas de París (Francia)

En esta red de túneles, de más de 300 kilómetros de longitud, alberga los restos óseos de más de seis millones de personas desde finales del siglo XVIII, cuando se trasladaron allí los cadáveres de los cementerios de París, en un intento de combatir las terribles epidemias que azotaban a la ciudad.

Los túneles no se concibieron en un principio como enterramiento, son el resultado de la extracción de piedra que se extrajo para construir edificios. Lo que resulta curioso es que los huesos no se depositaron en estos túneles sin más, sino que se dispusieron de forma ordenada y cuidadosa, según el “espíritu artístico” de sus artífices, ofreciendo el inquietante espectáculo que podemos contemplar en la actualidad.

5Hospital abandonado Beelitz Heilstätten (Alemania)

crédito: Beelitz Heilstätten,por Thomas Geersing [CC BY 2.0 ], via flickr

Este hospital fue construido a finales del siglo XIX para tratar enfermos de tuberculosis. Durante la Primera y Segunda Guerra Mundial, el hospital fue utilizado por los militares, y en 1916 allí fue auxiliado Adolf Hitler, herido en la batalla del Somme. Después de la Segunda Guerra Mundial, el hospital quedó en la zona de ocupación soviética. Hasta 1994 fue el hospital más grande del Ejército Rojo fuera de la URSS. Cuatro años antes, el último dictador comunista de Alemania fue tratado de cáncer de hígado en sus instalaciones, antes de ser trasladado a Moscú en 1991, huyendo de sus responsabilidades por los crímenes de su mandato.

El complejo consta de 60 edificios. Algunos de ellos están restaurados, pero muchos permanecen abandonados, con sus puertas y ventanas cegadas con tableros de madera laminada. Puede que estos edificios estén cerrados por seguridad, pero verlos produce escalofríos.

Si eres amante de lo tenebroso, ¡seguro que querrás visitar estos cinco sitios que están de muerte!

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

No hay comentarios