10 alimentos a incluir en una dieta de limpieza de hígado

10 alimentos a incluir en una dieta de limpieza de hígado

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

El hígado es un órgano vital, que realiza multitud de funciones relacionadas con la nutrición. Hay algunos alimentos con nutrientes de alto valor nutritivo, que favorecen la función hepática. En una dieta de limpieza del hígado son alimentos a incorporar:

1Verduras

crédito: mercado de hortalizas,por WindowsObserver [CC0 ], via pixabay

Las verduras destacan por su aporte de vitaminas y minerales. Son fuente casi exclusiva de vitamina C. Ricas en potasio, ayudan contra la retención de líquidos propias de las dietas con excesivo aporte de sodio. También contienen sustancias antioxidantes, un notable aporte de agua, y otros minerales como hierro, zinc, fósforo y calcio.

Las verduras tienen un alto contenido en fibra, lo que favorece la motilidad intestinal y la eliminación.

Carecen de grasas y su contenido calórico es muy baja, lo que las hace idóneas para las dietas para bajar de peso.

Se recomienda las verduras de hoja a diario. Verduras redondas como la coliflor, el brécol, las coles de bruselas y la cebolla, entre otras, aportan carbohidratos de absorción lenta, ayudando a equilibrar los niveles de glucosa.

2Aguacates

crédito: Avocado,por Jaanus Silla [CC BY 2.0 ], via flickr

A los beneficios propios de los alimentos vegetales, se añaden otros específicos de los aguacates.

La presencia de un carotenoide llamado luteína lo convierte en un protector excelente de la vista, ayudando a evitar la degeneración macular y la aparición de cataratas.

Aunque es un alimento rico en grasas, son ácidos grasos monoinsaturados, de utilidad para reducir los niveles de colesterol LDL. La mayor parte es ácido oleico, presente también en el aceite de olliva. Puesto que toda dieta equilibrada debe incluir una parte de grasas, es esencial que estas sean de alto valor nutritivo, como las del aguacate.

Aparte de sus valores dietéticos, el aguacante ayuda también a reparar los cabellos secos que han perdido su brillo.

3Legumbres

crédito: Pulses and legumes,por CSIRO [CC BY 3.0 ], via Wikimedia Commons

Las legumbres son un alimento que aportan hidratos de carbono de absorción lenta. Su bajo índice glucémico ayuda a mantener los niveles de glucosa en sangre equilibrados.

También tienen un alto valor proteico. Suministran aminoácidos esenciales de calidad, cubriendo al completo las necesidades si se combinan adecuadamente con cereales y otros alimentos. Su versatilidad culinaria permite elaborar con ellas comidas muy completas, al poderse combinar con verduras, carnes, lácteos o cereales.

Contienen otras sustancias valiosas como vitaminas del complejo B, hierro (especialmente en lentejas y garbanzos), calcio, fósforo, magnesio, yodo y potasio. También son ricas en fibra, lo que favorece las funciones de eliminación.

4Huevos

crédito: huevos,por PublicDomainPictures [CC0 ], via pixabay

Los huevos, tomados con moderación, son una excelente fuente de proteínas de calidad, de vitaminas (A, B2, B12, D y E) y de minerales (Fósforo, selenio, hierro, yodo y zinc). A pesar de la mala fama por el contenido en grasa, no es tan alto (unos 10% en peso, aproximadamente), y la relación entre ácidos grasos poliinsaturados y saturados es excelente.

Otras sustancias presentes en los huevos, como la colina y la luteína, son beneficiosas contra las cataratas, pérdida de visión o inflamación.

5Pescado azul

crédito: Bluefin-big,por . [Public domain ], via Wikimedia Commons

Son una fuente importante de vitaminas liposolubles, vitaminas de los grupos A, B1, D y E. Su alto contenido de esta última vitamina ayuda a mejorar el pelo y la piel, preveniendo la degeneración de los tejidos. Su contenido en calcio, yodo, hierro, zinc y otros minerales es muy superior al de otros alimentos de origen animal. En especial su alto contenido en yodo lo hace indicado en las enfermedades tiroideas.

Se recomienda el consumo de pescado azul al menos dos o tres veces por semana. Pescado de este tipo son el atún, el bonito, el salmón, la trucha, las sardinas, la caballa y el rodaballo, entre otros.

6Aceites de primera presión en frío

crédito: aceite de oliva,por margenauer [CC0 ], via pixabay

Los aceites obtenidos por medios mecánicos, en especial los de primera presión en frío, son esenciales para la salud. Estos aceites aportan ácidos grasos poliinsaturados tipo omega-3 y omega-6, que se degradan en los aceites refinados y en las frituras a altas temperaturas, perdiendo sus propiedades beneficiosas y suponiendo una carga de desintoxicación para el hígado.

Hay semillas que también contienen estos ácidos grasos esenciales, como las de sésamo o girasol, o algunos frutos secos. Pero el tueste también produce su degradación, por lo que para limpiar el hígado se recomienda su consumo crudo.

7Condimentos

crédito: spices,por Adrienne Bassett [CC BY 2.0 ], via flickr

En las dietas de desintoxicación del hígado no se recomiendan especias picantes fuertes como la pimienta, el pimentón picante, la guindilla o el tabasco, así como la mayoría de los vinagres.

Sin embargo, se recomienda utilizar como condimentos la sal marina orgánica sin refinar, comino, jenjibre, cilantro, orégano, albahaca y cúrcuma. La cúrcuma tiene un fuerte efecto anti-inflamatorio y previene infecciones virales. Las especias deben utilizarse con moderación.

El consumo frecuente del ajo también es recomendable en estas dietas, pues sus compuestos azufrados favorecen la función de las enzimas, mejorando la función hepática. Para evitar la molestia del sabor y olor de un consumo frecuente, se puede recurrir a los comprimidos naturales existentes en el mercado.

8Zumo de limón

crédito: Lemon,por André Karwath [CC BY-SA 2.5 ], via Wikimedia Commons

Tomar agua tibia con limón, aparte de ayudar a hidratar el cuerpo, estimula los movimientos intestinales, combatiendo el estreñimiento. También es diurético, y sus propiedades antibacterianas reducen el riesgo de infecciones urinarias.

Aunque el zumo de limón es ácido, al ser digerido tiene propiedades alcalinizantes, por lo que favorece el equilibro de los niveles de pH, reduciendo la probabilidad de enfermedades cardiovasculares y cáncer.

Son ricos en vitamina C, por lo que tienen un notable efecto anti-inflamatorio y mejoran la absorción del hierro.

9Agua

crédito: vaso de agua,por flyupmike [CC0 ], via pixabay

Es recomendable tomar suficiente agua, al menos dos litros al día. Con esto se mejora la eliminación de residuos y se protege el hígado de desarrollar cálculos biliares.

Si el agua corriente no es de buena calidad o contiene un exceso de sustancias nocivas, como cloro o plomo, se pueden utilizar filtros de buena calidad o agua mineral embotellada. Hay que tener en cuenta que las botellas de plástico pueden aportar sustancias perjudiciales al agua, sobre todo si se reutilizan. Por ello, es preferible el vidrio, aunque por la generalización del plástico se recomienda al menos no reutilizar las botellas.

10Alimentos naturales no procesados

crédito: Tasty Food Abundance in Healthy Europe,por epSos .de [CC BY 2.0 ], via flickr

En este periodo debe mantenerse un equilibrio dietético, proporcionando al cuerpo todos los nutrientes que necesita: hidratos de carbono, grasas y proteínas, además de minerales y vitaminas necesarios para estar saludables. Como beneficio, un hígado en buenas condiciones se convertirá en una máquina de quemar grasa, junto con la masa muscular favorecida por un ejercicio moderado. Sin esfuerzos heroicos, pero con hábitos saludables, se consigue un cuerpo en forma y lleno de salud.

Aparte de los alimentos revisados en este artículo, hay otros muchos que ayudan a mejorar las funciones digestivas y hepáticas, como el té verde, frutas rojas como fresas, arándanos, moras y frambuesas, y en general los alimentos no procesados industrialmente y libres de grasas trans, azúcares refinados, almidones modificados, sal refinada y otros elementos perjudiciales.

Por último, hay que tener presente de nada sirve incorporar todos estos nutrientes, si no evitamos otros alimentos no recomendables en una dieta de limpieza del hígado.

Si te ha gustado este artículo, compártelo en las redes sociales haciendo clic en los iconos, y síguenos en nuestra página de Facebook, donde encontrarás contenido tan interesante como este.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

1 Comentario

Comments are closed.