Asertividad: claves para una comunicación efectiva

Asertividad: claves para una comunicación efectiva

Conversando de forma asertiva
Imagen: conversación / By Official GDC (flickr) / [(CC BY 2.0) https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/]
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest
Stephen Covey, en su libro “Los 7 hábitos de la gente altamente efectiva”, enuncia el quinto hábito así: “Procure primero comprender y después ser comprendido”.
Esto significa que, antes de dar un consejo u opinión a una persona, hay que ponerse en su lugar y tratar de ver las cosas desde su punto de vista. Así se realiza una escucha empática, entendiendo como siente y ve las cosas el otro, lo que no significa necesariamente estar de acuerdo con él.
Una vez que se llega a esta comprensión, estaremos en condiciones de comunicarnos con efectividad, de decir algo que tenga sentido. Procurar ser comprendido significa ser capaz de expresar nuestro punto de vista sin agredir y sin dejar que nos agredan. Consiste en llegar a un equilibrio entre el coraje y el respeto.La habilidad social para este tipo de expresión se llama asertividad.
Stephen  Covey
Imagen: Stephen Covey / By Stephen Covey (author) – FMI Show Palestrante.jpg: Abras2010 derivative work: Hekerui (Stephen Covey (author) – FMI Show Palestrante.jpg) / [CC BY 3.0 (http://creativecommons.org/licenses/by/3.0)]

Asertividad y habilidades sociales

    El concepto de asertividad no es simple, y en realidad incluye varias habilidades sociales o capacidades:

  • Capacidad de negarse a algo.
  • Expresión congruente con las palabras de los propios sentimientos, negativos o positivos.
  • Habilidad para controlar el flujo de una conversación, incluyendo su inicio y cierre.
  • Ser capaz de pedir algo, aceptando que pueda ser negado.
  • Capacidad de pedir aclaraciones cuando algo no se entiende.
  • Capacidad de recibir y aceptar los halagos y felicitaciones.
  • Capacidad de celebrar los logros, propios o ajenos.
  • Ser capaz de aceptar responsabilidades.
  • Capacidad de modificar el comportamiento si se desea o se considera necesario.
conversación
Imagen: / By Andrew (flickr) / [(CC BY 2.0) https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/]

Claves para poner en práctica la asertividad

La baja autoestima, modelos aprendidos o ciertos roles sociales pueden estar en el origen de la falta de asertividad. Esto nos impide disfrutar de los beneficios de una comunicación efectiva, en la que se pueden expresar emociones negativas y positivas, cuestionar, resolver conflictos, dar opiniones, sin crear situaciones de malestar.

La habilidad de la asertividad se puede cultivar, sobre todo si se empieza con situaciones sencillas, sin excesiva carga emocional. Existen muchos profesionales que nos ayudan a entrenarnos en ella. Por ejemplo, Pau Navarro, el el blog habilidadsocial.com nos proporciona 10 claves para ser más asertivos:

  1. Sustituye tus pensamientos negativos con otros positivos.
  2. Comprende que la gente no puede leerte la mente
  3. Defiende tu punto de vista como tu verdad, no como la verdad absoluta.
  4. Ten presente siempre tu objetivo para poder comunicar con claridad lo que quieres.
  5. Sé siempre lo más concreto que puedas.
  6. Habla de los hechos, no de tus juicios.
  7. Cuando pidas algo que realmente quieras explica también tus motivos.
  8. En cada situación haz referencia a lo que sientes, no a lo que hace la otra persona.
  9. Describe con precisión tus emociones. Ayudará a los demás a empatizar contigo y a ser más receptivos.
  10. Transmite tus emociones con tu lenguaje corporal. Sobre esto, Pau Navarro no cuenta como “es posible modificar los niveles de estas hormonas en sangre gracias a la propiocepción o vía de doble sentido entre el cerebro y los músculos”. Existen unas posiciones (“posturas de poder”), capaces de incrementar la producción de testosterona y reducir los niveles de cortisol. “Cuando quieras ser asertivo no te encojas ni empequeñezcas tu postura. Mantén una postura corporal firme y calmada, sin mostrar debilidad a tu interlocutor ni, sobretodo, a ti mismo”.

La habilidad de la asertividad se puede cultivar

Está claro que la asertividad es básica para una vida afectiva sana, para mantener una comunicación efectiva, para negociar, para crecer emocionalmente y conseguir aquello que deseamos en la vida.

Imagen principal: crédito: Attendee Conversation,por Official GDC [CC BY 2.0 ], via flickr

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on Pinterest

No hay comentarios